Las horas extras no pueden ser compensadas con un pacto de salario global

horas extras pacto de salario global

Los pactos de salario global tienen su origen en un uso laboral en el que el trabajador no recibe su retribución por un solo concepto sino por varios muy diferentes entre sí. Ahora bien, no todos los conceptos pueden entenderse comprendidos dentro de este tipo de pactos y uno de ellos es el caso de las horas extras. Así lo acaba de sentenciar el TSJ de Cantabria, en una sentencia muy reciente de fecha 28 de diciembre de 2018.

El caso concreto enjuiciado
Un trabajador había venido desempeñando su actividad como conductor de taxi para el empresario demandado, formulando demanda en reclamación de 1.939 horas extraordinarias, en el periodo enero a diciembre de 2017, a razón de 7,06 €/hora, con un total de 13.689,34 €.

La sentencia del Juzgado de lo Social de Santander de fecha 30 de julio de 2018, desestima la demanda al dar por acreditado un pacto de salario global, amparado en el art. 34 del VIII Convenio Colectivo nacional para el sector de auto-taxis, a tenor del cual la recaudación se distribuía en un 60% para el empresario y un 40% para el trabajador, concluyendo que no existe título jurídico que habilite al conductor para reclamar las horas extraordinarias.

El trabajador recurre en suplicación y el TSJ le da ahora la razón.

La sentencia del TSJ
Respecto de los pactos de salarios global, el TSJ recuerda en primer lugar que este tipo de pactos tienen su origen en un uso laboral en el que el trabajador no recibe su retribución por un
solo concepto sino por varios muy diferentes entre sí.

Se trata de una estipulación expresa mediante la cual se establece que el empresario remunera al trabajador con una cantidad igual o superior a la que correspondería por estricta aplicación de los niveles salariales legales o convenidos colectivamente.

Por tanto, la intención de las partes es la de que esta cantidad cubra todas las posibles obligaciones retributivas por conceptos distintos al del estricto salario que por la jornada normal de trabajo y en circunstancias también normales corresponde pagar al empresario.

El TSJ deja muy claro que no cabe entender en ningún caso que las horas extras puedan quedar compensadas por la cuantía establecida en el pacto de salario global. Y ello por dos razones

1. La estipulación de salario global ha de realizarse con carácter previo al pago y las horas extras, normalmente, aparte la posibilidad en abstracto de su realización, no se conoce con anticipación si, efectivamente, van a ser trabajadas y qué número se realizarán o compensarán con descansos., por lo que no se puede cuantificar cuántas horas extras

2. A ello hay que añadir, que en el caso especial de las horas extraordinarias, existe una limitación importante, derivada de la propia legislación que regula esta materia, de que no se sobrepasen los límites legales en cuanto al número de horas extras a realizar (art. 35 del Estatuto de los Trabajadores, ET).

Además, el precepto convencional delimita los conceptos retributivos que pueden ser objetivo de retribución por el pacto. Estos conceptos no son otros que los enunciados en los arts. 23 (vacaciones), 25 (festivos), 28 (salario), 29 (complementos salariales), 30 (complemento de antigüedad), 31 (nocturnidad), 32 (gratificaciones extraordinarias) y 33 (quebranto de moneda).

En definitiva, concluye el TSJ, estimamos que las horas extraordinarias no pueden ser compensadas con un pacto de salario global sobre lo recaudado, teniendo derecho el trabajador a las realizadas.

Y en este caso concreto, habiéndose probado que el trabajador que efectuó 1.939 horas extraordinarias en el año 2017 a razón de 7,06 € hora (que se corresponde con un salario mínimo garantizado en el art. 51 del Convenio de 12.635,87 euros brutos anuales en el año 2017), le corresponde percibir 13.689,34 euros, más el 10% intereses que señala el artículo 29.3 del ET.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *