Las 10 conclusiones de las I Jornadas de Conciliación en la Pyme y Micropyme de Másfamilia, donde Sincro expuso su modelo de conciliación & RSE

CEO de Sincro Business Solutions en las I Jornadas de Conciliación en Pymes de Másfamilia

Carlos Mª Ruiz, CEO de Sincro, expuso el modelo de conciliación de Sincro (#SomosSincro y people first como principal valor corporativo)

Si las políticas de conciliación se asientan en estas dos bases: win-win y confianza, tendrán éxito. Así se puso de manifiesto ayer, 5 de marzo, en las “I Jornadas de Conciliación en la Pyme y la Microempresa”, organizadas por Másfamilia y en las que Sincro Business Solutions expuso su modelo de conciliación y RSE.

Panel de ponentes
La jornada, que se celebró en la Fundación Universitaria San Pablo CEU de Madrid, contó con un panel de ponentes formado por:
I Jornadas Conciliación en Pymes. Enrique Hernandez, de la CAM, expone el programa de ayudas de la Comunidad de Madrid– Enrique Hernández, de la Consejería de Economía, Empleo y Hacienda de la Comunidad de Madrid, quien explicó el programa de subvenciones que ofrece la Comunidad de Madrid a las empresas que quieran implantar planes y/o medidas en materia de conciliación y Responsabilidad Social en el Empleo (RSE).
– Macarena Gasalla, Responsable RSC de Fundación Universitaria San Pablo
– Isabel Hidalgo, Responsable de Comunicación de la Fundación Masfamilia
– Víctor Delgado, director general de la AEMME (Asociación Española Multisectorial de Microempresas)
– Beatriz González, Responsable del Área Inspiring de la Fundación Másfamilia
– Carlos María Ruiz, Socio Director de Sincro Business Solutions, quien expuso nuestro modelo de conciliación (#SomosSincro y people first como principal valor corporativo), por qué decidió Sincro certificarse como efr y de qué manera integramos la conciliación y la responsabilidad social (hemos recibido recientemente la Mención promoción de la Responsabilidad Social, en los I Premios de la Comunidad de Madrid) en nuestro modelo de negocio.

10 Conclusiones de la jornada
Entre las conclusiones que se pusieron de manifiesto en la jornada por parte de los ponentes, destacan las siguientes:

1. La conciliación, para que realmente tenga éxito en cualquier empresa no depende de su tamaño ni del número de empleados que tenga la compañía, sino de la convicción de la dirección de la empresa de que es necesaria, positiva y fructífera. Hay pymes y micropymes con medidas de conciliación envidiables.

2. Muchas empresas ya tienen medidas de conciliación que van más allá de lo establecido en la ley y les falta dar el paso de ponerlas en valor y formalizar un plan de conciliación que les de visibilidad y les permita medir el impacto de dichas medidas.

3. La conciliación no consiste en ser una empresa “buenista”, sino en ser una empresa inteligente. Esto significa crear un modelo de conciliación basado en el win-win: gana la empresa, ganan los empleados. Para eso, es necesaria la confianza en los empleados. Si no hay confianza (tanto de la dirección general como de quienes tienen empleados bajo su mando), la conciliación acabará desdibujada y puede ejercer el efecto contrario en los empleados (frustración si ven que existe en teoría un plan o medidas de conciliación pero que no se pueden disfrutar en la práctica).

10 conclusiones de la I Jornadas de Conciliación en Pymes de Másfamilia4. La dirección de la empresa tiene que apoyar e impulsar la conciliación y ser prescriptor de las medidas. Es la mejor manera de transmitir a la plantilla que se apuesta realmente por la conciliación y que se ve como un modelo de gestión de personas que acaba redundando en beneficios para la organización.

5. Las ventajas de la conciliación son múltiples. las principales son las siguientes: menor rotación, mejor clima laboral, mayor productividad, mejora de la imagen interna y externa de la compañía, menor absentismo, mayor sentimiento de orgullo de pertenencia. Todo esto se acaba traduciendo a medio-largo plazo en mejores resultados para la compañía. El retorno de la inversión es medible.

6. No se trata de conciliar por conciliar o de conciliar porque “está de moda”. Hay que gestionar la conciliación y vivirla en el día a día. Una gestión adecuada de la conciliación permitirá medir sus resultados, el retorno de la inversión, conocer qué medidas son más valoradas por los empleados, si existen puestos o departamentos donde los empleados no se están acogiendo a las medidas, si está entiendo bien el modelo de conciliación…

6. El modelo efr de la Fundación Másfamilia permite refrendar que la empresa está gestionando bien la conciliación. El modelo se basa en la mejora continua. Hay que tener muy claro que es una certificación, no un premio. Y eso supone que no basta con conseguir el certificado, sino que la idea es que la empresa entre en una política de mejora y avance y tenga la convicción de que la conciliación es un modelo de futuro, no una cosa puntual.

7. Hay que cambiar la concepción respecto a las reticencias de las empresas y directivos en materia de políticas de conciliación y/o flexibilidad. Normalmente, las empresas son reticentes a invertir en conciliación porque piensan que habrá empleados que abusen de las medidas. Aunque es cierto que hay empleados que puedan abusar, igual que los hay que abusan de las bajas por incapacidad temporal (por poner un ejemplo), es responsabilidad de la empresa asegurar que tiene la plantilla correcta de empleados. Es decir, pensar en apostar por la conciliación y sancionar o detectar a aquellos empleados concretos que cometan abusos.

8. La gestión de la comunicación interna es clave para que las medidas de conciliación lleguen a los empleados y se disfruten de manera natural. Es importante explicar a los empleados cuáles son las medidas, que puede haber medidas que disfruten todos los empleados y otras que sólo puedan disfrutar determinados colectivos de empleados o en determinadas circunstancias (por ejemplo, habrá medidas pensadas sólo para aquellos empleados que tengan hijos, otras pueden estar pensadas para empleados que tengan a su cargo a personas mayores o dependientes, otras para empleados que necesiten conciliar por razones formativas…).

De la misma forma, puede haber puestos que no permitan aplicar determinadas medidas de conciliación (por ejemplo, puede haber puestos donde la flexibilidad horaria o el teletrabajo no sean factibles porque ese puesto en concreto exige presencia física del empleado o atender el puesto en unos horarios muy concretos). En definitiva, hay que explicar adecuadamente a los empleados cuáles son las medidas, para qué colectivos están pensadas, qué requisitos hay que cumplir para disfrutarlas, si es o no necesario preaviso…

9. El futuro pasa por la conciliación por muchas razones: porque las nuevas generaciones de empleados (por ejemplo, los millennials) valoran especialmente las medidas de conciliación a la hora de trabajar para una empresa o quedarse o salir de ella, porque todos (sean cuales sean nuestras circunstancias personales y profesionales) queremos conciliar por múltiples razones (por tener tiempo libre, por razones formativas, por cuidado de hijos y/o familiares, por un hobby, por cuidado de una mascota…). Un empleado que tenga un mejor equilibrio entre su vida personal y profesional será más productivo.

10. En definitiva, las empresas (sea cual sea su tamaño o número de empleados) deben ver la conciliación de manera integral, como un estilo de liderazgo basado en creer en tu gente, vivir la conciliación, impulsar la comunicación, gestionar adecuadamente el plan de conciliación, poner en valor lo que haces y medir los resultados.

Si quieres conocer más sobre como vivimos la conciliación y el certificado efr en Sincro, pincha aquí. Agradecemos a la Fundación Másfamilia que nos invitara a las jornadas a exponer nuestro modelo de conciliación y animamos a todas las empresas a apostar por la conciliación porque estamos convencidos de que va a ser un valor corporativo estratégico y va a marcar la diferencia entre las compañías.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *