La conversión de contratos temporales a indefinidos crece un 22,1% en 2018, según un informe de Randstad

Informe de Randstad contratos temporales conversión a indefinidos

Crece la conversión de contratos temporales en indefinidos. Un informe elaborado por Randstad revela que la conversión de contratos temporales a indefinidos ha batido récords creciendo un 22,1% en 2018

Las conversiones realizadas a ocupados con estudios universitarios y primarios registran la cifra más alta de la serie histórica.

De hecho, en 2018 se produjeron 837.988 conversiones, el dato más elevado de los últimos diez años y muy cerca de los niveles previos a la crisis económica.

Cuando se analiza la serie histórica, explican desde Randstad, se observa que desde el año 2007, momento en el que se superaron las 900.000 conversiones, el número de este tipo de contratos descendió durante cinco periodos consecutivos hasta registrar la cifra más baja en 2012 (395.882). Desde entonces, las conversiones no han dejado de aumentar hasta registrar, en 2018, esta cifra récord.

Estos 837.988 contratos temporales convertidos en indefinidos representan el 36,7% del total de contratos indefinidos del año, es decir, más de un tercio de los contratos indefinidos de 2018 procede de contratos temporales.

“El aumento de contratos temporales convertidos en indefinidos y el acercamiento a las tasas de conversión previas a la crisis confirman la tendencia positiva del mercado laboral y la recuperación económica”, señala Luis Pérez, director de Relaciones Institucionales de Randstad.

Datos por comunidades autónomas
Uno de los datos más significativos de este estudio es la evolución de la conversión de contratos a nivel autonómico. Es destacable que durante el pasado año todas las regiones siguen aumentando el número de contratos convertidos en indefinidos.

Andalucía es la comunidad autónoma donde más ha crecido la conversión, con un incremento del 43,1%. Le siguen Murcia y Navarra, con incrementos del 33,2% y 32,4% respectivamente. También con crecimientos por encima de la media nacional (22,1%) se sitúan Asturias (32,2%), Castilla-La Mancha (31,8%), Galicia (29,1%), Aragón (28,7%), Extremadura (28,1%), Euskadi (26,8%) y Comunitat Valenciana (25,3%).

Por debajo de la media y registrando los menores incrementos, se encuentran La Rioja (19,3%), Castilla y León (16,7%), Cantabria (14,8%) o Madrid (14,6%). En la cola se sitúan Catalunya (11,5%), Canarias (10%) y Baleares (6,9%).

En términos absolutos, Randstad revela que Catalunya es la región que ha registrado más conversiones durante el último año, con cerca de 148.000. Le siguen Andalucía, con más de 130.000, y Madrid, con más de 126.000. Entre las tres regiones suman más de 400.000 conversiones, lo que supone el 48,2% del total.

Al descender al ámbito provincial, llama la atención que, de nuevo, todas las provincias han registrado un incremento de conversiones de contratos temporales a indefinidos en 2018, según el análisis de Randstad. Entre las provincias que más han crecido en este sentido, destacan los casos de Huelva, Jaén, Melilla y Ciudad Real, todas ellas con crecimientos superiores al 60%. En el lado contrario, Palencia (5,69%), Las Palmas (8,81%), Barcelona (9,55%) y Valladolid (9,9%) son las provincias que registran un menor incremento.

Por colectivos
Cuando se analizan los datos en función de la edad del trabajador, el análisis de Randstad pone de manifiesto que los contratos convertidos en indefinidos han aumentado en todos los grupos de edad, siendo entre los mayores de 45 años donde más crecen.

Con un aumento del 40,2% respecto a 2017, las conversiones de contratos en este colectivo alcanzaron los 198.764 siendo, por tercer año consecutivo, la cifra más alta del periodo estudiado.

Los empleados con edades comprendidas entre los 25 y los 45 años, conforman el segundo grupo donde más crecen las conversiones (17,6%). De hecho se sitúa como el que más logra este tipo de contratos en términos absolutos, ya que seis de cada diez conversiones pertenecen a este colectivo. Durante el año pasado, 531.772 contratos temporales de trabajadores de entre 25 y 45 años pasaron a ser indefinidos, superando la cifra del medio millón por primera vez desde 2008.

Los ocupados más jóvenes, menores de 25 años, son los que registran una tasa menor de crecimiento. En concreto, en ocupados de este grupo de edad aumenta un 16%, pero superan la barrera de los 100.000 por primera vez en nueve años, al alcanzar las 107.452 conversiones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *