¿Es aplicable la reducción del 30% a la indemnización abonada en virtud del pacto de no competencia?

dirección general de tributos pacto de no competencia

La Dirección General de Tributos acaba de emitir una Consulta Vinculante muy reciente sobre la tributación del pacto de no competencia poscontractual (Consulta Vinculante V3044-18, de 28 de noviembre de 2018).

El caso concreto planteado
Un directivo de una empresa fue despedido con fecha 15 de junio de 2018, acordando con ésta un pacto de no competencia poscontratual de nueve meses de duración, pacto que conlleva una indemnización pagadera en seis meses desde el momento del despido.

Se pregunta si resulta aplicable a la indemnización la reducción del 30 por 100 del artículo 18.2 de la Ley 35/2006.

La respuesta de Tributos
En primer lugar, la Dirección General de Tributos recuerda que hay que calificar como rendimientos del trabajo a la indemnización objeto de consulta.

Hecha esta consideración, respecto a si a su importe se le puede aplicar la reducción del 30 por 100 del artículo 18 de la Ley 35/2006, de 28 de noviembre, del IRPF, hay que tener en cuenta lo siguiente (art. 18 de la LIRPF):

“1. Como regla general, los rendimientos íntegros se computarán en su totalidad, salvo que les resulte de aplicación alguno de los porcentajes de reducción a los que se refieren los apartados siguientes. Dichos porcentajes no resultarán de aplicación cuando la prestación se perciba en forma de renta.

2. El 30 por ciento de reducción, en el caso de rendimientos íntegros distintos de los previstos en el artículo 17.2. a) de esta Ley que tengan un período de generación superior a dos años, así como aquellos que se califiquen reglamentariamente como obtenidos de forma notoriamente irregular en el tiempo, cuando, en ambos casos, sin perjuicio de lo dispuesto en el párrafo siguiente, se imputen en un único período impositivo.

Tratándose de rendimientos derivados de la extinción de una relación laboral, común o especial, se considerará como período de generación el número de años de servicio del trabajador. En caso de que estos rendimientos se cobren de forma fraccionada, el cómputo del período de generación deberá tener en cuenta el número de años de fraccionamiento, en los términos que reglamentariamente se establezcan. Estos rendimientos no se tendrán en cuenta a efectos de lo establecido en el párrafo siguiente.

No obstante, esta reducción no resultará de aplicación a los rendimientos que tengan un período de generación superior a dos años cuando, en el plazo de los cinco períodos impositivos anteriores a aquél en el que resulten exigibles, el contribuyente hubiera obtenido otros rendimientos con período de generación superior a dos años, a los que hubiera aplicado la reducción prevista en este apartado.

La cuantía del rendimiento íntegro a que se refiere este apartado sobre la que se aplicará la citada reducción no podrá superar el importe de 300.000 euros anuales.

Por su parte, el artículo 12.1 del Reglamento del IRPF clarifica qué supuestos se consideran específicamente como rendimientos del trabajo obtenidos de forma notoriamente irregular en el tiempo.

Conclusión
Al no corresponderse la indemnización con ninguno de los supuestos a los que el artículo 12.1 del RIPF otorga la calificación de rendimientos del trabajo obtenidos de forma notoriamente irregular en el tiempo, el asunto se delimita —a efectos de la aplicación de la reducción— en torno a la consideración de la existencia de un período de generación superior a dos años.

A ello hay que responder, razona Tributos, que no cabe entender existente un período de generación previo en el que se haya ido gestando la indemnización, pues ésta surge con el propio despido que pone en funcionamiento el pacto de no competencia poscontractual suscrito entre empresa y trabajador.

Por tanto, no se produce en el supuesto consultado la existencia de un período de generación superior a dos años, por lo que no resulta aplicable a la indemnización por pacto de no competencia la reducción del 30% del artículo 18.2 de la Ley del Impuesto.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *