El Tribunal Supremo anula la cláusula de un convenio que permitía eliminar la parte variable del plus convenio con efectos retroactivos

retribución variable Tribunal Supremo febrero 2019

El Tribunal Supremo acaba de declarar la nulidad de la cláusula de un convenio colectivo por el que se suprimía con efectos retroactivos la parte variable del plus convenio. En su sentencia, el TS deja muy claro que el precepto es contrario a derecho en cuanto que extiende sus efectos retroactivos, lo cual no es lícito. Y esto es así porque la medida no puede abarcar un periodo en el que el complemento esté generado y devengado como sucede en este caso (sentencia del TS de 7 de febrero de 2019).

El caso concreto enjuiciado
La sentencia de la Audiencia Nacional de 12/6/2017 , autos 85/2017, estimó en parte la demanda de conflicto colectivo objeto del litigio y declara el derecho de los trabajadores afectados a que les
sea abonada la parte variable del plus convenio consolidada y generada entre el 1 de enero al 12 de agosto de 2016, restringiendo en todo caso la aplicación del art. 43.3 del Convenio a la parte variable correspondiente de manera proporcional al periodo entre el 13 de agosto de 2016 y el 31 de diciembre de 2016.

El Tribunal Supremo revoca la sentencia recurrida pero únicamente en el sentido de limitar al periodo 1 de enero a 30 de junio de 2016 el derecho de los trabajadores a la parte variable ya devengada del plus convenio de esa anualidad, restringiendo en todo caso la aplicación del art. 43.3 del Convenio a la parte variable correspondiente de manera proporcional al periodo entre el 1 de julio y el 31 de diciembre de ese año, al no ser factible aplicar la retroactividad para periodos ya generados y devengados.

En el convenio vigente para los años 2003 a 2006 se introduce en su art. 43 el derecho a la percepción de un complemento salarial de devengo anual a satisfacer por una sola vez en el primer trimestre de cada año, a partir del año 2004, en virtud de la polivalencia y la nueva definición funcional contenida, en este Convenio y del pase de categorías a Niveles.

Dicho complemento está integrado por dos cuantías diferentes, una de carácter lineal cuyo importe se fija a tanto alzado para cada anualidad, y otra de cuantía variable por nivel retributivo conforme al importe que se establece en las tablas del propio convenio.

El 12 de agosto de 2016 se publicó en el BOE el Convenio Colectivo para las cajas y entidades financieras de ahorro suscrito el 30 de junio de 2016.

El art. 43 quedó definitivamente redactado de la siguiente forma: “1. El personal empleado percibirá un complemento salarial de devengo anual a satisfacer por una sola vez en el primer trimestre de cada año, en virtud de la polivalencia y la definición funcional contenida en este Convenio cuyo importe total anual se integra por dos cuantías:

a) Una cuantía lineal cuyo importe se fija en 303 para los años 2015 y 2016. Las cuantías para cada uno de los años 2017 y 2018, con efectos de 1 de enero de cada año, se establecen en los Anexos 3 y 4 respectivamente.
b) Una cuantía variable por nivel retributivo, cuyo importe se fija de conformidad con la tabla siguiente con valores a 31 diciembre 2015. Las cuantías para cada uno de los años 2017 y 2018, con efectos de 1 de enero de cada año, ya incrementadas de conformidad con los criterios establecidos para la actualización y revisión del salario base, se establecen en los anexos 3 y 4 respectivamente.

… 2. El citado complemento no tendrá carácter pensionable, ni se contemplará a efectos de incremento por antigüedad (trienios).

3. Excepcionalmente durante el año 2016 únicamente se abonará la parte fija del plus convenio, no abonándose cantidad alguna en concepto de parte variable, teniendo por tanto esta previsión efectos retroactivos desde el 1 de enero de 2016 y eficacia plena desde la firma del presente convenio colectivo”.

La sentencia del Supremo
El Tribunal Supremo recuerda que la doctrina de esta Sala IV en la materia viene perfectamente resumida en la reciente STS 29/11/2018, rcud. 938/2017 .
Conoce esta sentencia de un asunto muy similar – en este aspecto-, al presente, en el que un convenio colectivo publicado en octubre de 2015 establecía unas retribuciones inferiores a las que venían percibiendo los trabajadores en aplicación del convenio colectivo anterior, y lo que hace el nuevo convenio es atribuir efectos económicos retroactivas a la reducción salarial que contempla.

En sentencia, el TS deja claro que el art. 43 del nuevo convenio colectivo suprime una parte del plus convenio durante el año 2016, lo que es perfectamente ajustado a derecho por así permitirlo el art. 82.4 ET cuando establece que “El convenio colectivo que sucede a uno anterior puede disponer sobre los derechos reconocidos en aquel. En dicho supuesto se
aplicará, íntegramente, lo regulado en el nuevo convenio”.

El derecho a la negociación colectiva que consagra el art. 37.1 CE garantiza la validez y eficacia de los pactos alcanzados en convenio colectivo que no sean contrarios a derecho y normas de carácter imperativo, y abarca la posibilidad de que el nuevo convenio venga a sustituir y modificar los superiores o mejores derechos que pudieren estar reconocidos en el anterior.

Lo que no admite, concluye el Tribunal Supremo, es que puedan otorgarse efectos retroactivos al nuevo convenio que dejen sin efecto los derechos económicos ya generados y devengados conforme al régimen legal o convencional aplicable con anterioridad a la relación laboral, que por este motivo han quedado ya integrados y consolidados en el patrimonio del trabajador.

Y contra lo que se sostiene en el recurso, en nada varia esta conclusión el acuerdo de 14-3-2016 de la comisión negociadora del convenio colectivo publicado en el BOE de 18-4-2016, zanja la sentencia del TS.

En definitiva, “no es acorde a derecho la aplicación retroactiva de ese mismo precepto en los términos expuestos, pero ninguna tacha puede hacerse al acuerdo de las partes que optan por residenciar la eficacia de ese concreto precepto en el momento de la firma del convenio sin necesidad de esperar a su publicación en el BOE, lo que supone que a partir de su firma dejó de devengarse la parte variable del plus convenio”.

Por todo ello, el TS estima parcialmente el recurso interpuesto por la compañía pero en el único sentido de limitar la irretroactividad de la disposición convencional al periodo comprendido entre el 1 y el 20 de junio de 2016, para confirmar en todo lo demás los restantes pronunciamientos de la sentencia de instancia.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *