Despido objetivo por absentismo: el Tribunal Supremo unifica doctrina (los cuatro meses computan de fecha a fecha, no por meses naturales)

Tribunal Supremo cómputo faltas despido objetivo absentismo 2019

El Tribunal Supremo acaba de unificar doctrina en torno al cómputo de las faltas en los despidos objetivos por absentismo (art. 52.d del ET). En su sentencia, vuelve a dejar muy claro que los cuatro meses han de computarse de fecha a fecha, no por meses naturales (sentencia del TS de 4 de febrero de 2019, en unificación de doctrina y que reitera lo sentenciado en su sentencia de 9 de diciembre de 2010).

Además, en esta sentencia, el Supremo determina que el resultado del cómputo de las faltas en el periodo concreto de cuatro meses discontinuos implica que no se pueda aplicar sobre un período de tiempo menor al legalmente previsto.

El caso concreto enjuiciado
Se plantea por parte de la defensa del trabajador el recurso de casación para la unificación de doctrina el problema referido al modo temporal en el que han de tenerse en cuenta las ausencias intermitentes y justificadas al trabajo por enfermedad durante cuatro meses discontinuos en un periodo de 12, y más específicamente, si esos cuatro meses han de computarse por meses naturales o de fecha a fecha (art. 52.d del ET).

Además, hay que decidir si cabe imputar el porcentaje de las referidas ausencias en un periodo de tiempo inferior a los cuatro meses previstos en la norma.

En el caso concreto enjuiciado, el trabajador demandante tuvo las siguientes ausencias justificadas al trabajo por incapacidad temporal durante el año 2015 (enero-diciembre):

– Del 3 al 11 de febrero de 2015.
– Del 21 al 22 de mayo de 2015.
– Del 21 al 26 de octubre de 2015.
– Del 28 de octubre al 6 de noviembre de 2015

Esto suponía más del 25% de las jornadas hábiles en el periodo computado por la empresa. Ello motivó que la compañía tomase la decisión de proceder al despido por causas objetivas con efectos de 29 de enero de 2016, poniendo a disposición del empleado la indemnización legalmente prevista.

En primera y segunda instancia, se falló a favor de la empresa, declarando procedente el despido al entender que el cómputo de las faltas se había hecho de manera correcta y que se cumplían los requisitos que permiten a una empresa recurrir al despido objetivo por absentismo.

La sentencia del Supremo
El Tribunal Supremo revoca la sentencia dictada por el TSJ y falla a favor del trabajador (declara el despido improcedente) en una sentencia dictada además en unificación de doctrina.

1. Respecto a aplicar un periodo de tiempo inferior a los cuatro meses
El Tribunal Spuremo deja muy claro que no cabe disminuir el periodo de cuatro meses establecido por la normativa. En ese sentido, el Supremo se remite a la sentencia del TS de 5 de octubre de 2005, en la que se desarrollan con carácter general los elementos básicos del despido objetivo previsto en el art. 52 d) ET, el que -se dice en esa sentencia- se contienen dos períodos o sistemas en los que acotar las ausencias:

” … o bien las faltas alcanzan el 20 por ciento de las jornadas hábiles en dos meses consecutivos, o el 25 por ciento en cuatro meses discontinuos. En ambos casos lo que cuenta son los períodos en conjunto. Se trata de, o bien de dos meses o bien de cuatro”.

Ese es el extremo relevante para la norma, deja claro el Supremo, y el hecho de que no se tenga en cuenta un solo mes y de que el período se prolongue a dos o cuatro meses tiene por objeto registrar una inasistencia persistente, con reducción o aumento proporcional del porcentaje. La distinta distribución observa dos parámetros … En el caso de los cuatro meses, éstos serán discontinuos, en un período de doce y el volumen de faltas se eleva al 25 por ciento.

Por tanto, a un período menos prolongado y más concentrado corresponde un porcentaje inferior, a un período no sólo más largo sino más dilatado debido a su discontinuidad, se eleva el porcentaje al 25%.

Es evidente, razona el TS, que el artículo 52.d) del Estatuto de los Trabajadores está tomando en consideración períodos integrados por dos o cuatro meses y que a ellos se refiere el porcentaje.
De esa doctrina general “no cabe desprender en absoluto que en el caso del cómputo de las ausencias justificadas que supongan el 25% de las jornadas hábiles, éstas se puedan proyectar sobre un tiempo inferior a los cuatro meses previstos en la norma, sino más bien lo contrario”.

Por tanto, concluye el Supremo en este punto, el resultado del cómputo de las faltas en el periodo concreto de cuatro meses discontinuos implica que no se pueda aplicar sobre un período de tiempo menor al legalmente previsto.

2. Cómputo de las faltas: de fecha a fecha
Los cuatro meses discontinuos no pueden computarse por meses naturales, sino que, como ya determinó el TS en su sentencia de 9 de diciembre de 2010, deben computarse de fecha a fecha.

Y esto es así, razona la sentencia, porque el despido por faltas de asistencia al trabajo, aunque estén justificadas, tiene por objeto luchar contra el absentismo, cuya influencia negativa en la marcha normal de la relación laboral es evidente, máxime si el general de la empresa rebasa el 5 %, situación cuya corrección exige de medidas al efecto, aunque sean traumáticas.

Ello determina, concluye el TS, que la solución que hayamos de adoptar sea la más acorde con esa finalidad. Pues bien, aceptando el criterio de los meses naturales … determinados días de falta de asistencia al trabajo pueden quedar fuera del cómputo … cuando la falta de asistencia al trabajo se produce en los días finales de un mes y primeros del siguiente, en cuyo caso estos últimos no se computarían. Tal conclusión sería abiertamente contraria a la finalidad de la norma.

Recuerde que si su empresa necesita asesoramiento en materia laboral, fiscal&contable, no dude en contactar con nuestro Equipo de Expertos.

One thought on “Despido objetivo por absentismo: el Tribunal Supremo unifica doctrina (los cuatro meses computan de fecha a fecha, no por meses naturales)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *