Baja voluntaria por Whatsapp: avalada la dimisión de una trabajadora que comunicó a su empresa por Whatsapp “hazme la cuenta que dejo de trabajar”

dimisión por Whatsapp

El uso del Whatsapp en el ámbito laboral da lugar a cada vez más sentencias dictadas por los tribunales del orden social. Un ejemplo es esta reciente sentencia en la que TSJ de Cataluña desestima el recurso interpuesto por una empleada que comunicó por Whatsapp a su empresa su baja voluntaria y cuando la compañía le envió la comunicación de baja en la Seguridad Social interpuso una demanda de despido (Sentencia del TSJ de Cataluña de 8 de enero de 2019).

El caso concreto enjuiciado
Una empleada de una pizzería intercambió por Whatsapp varios mensajes con su responsable comunicado expresamente su dimisión (baja voluntaria). Entre los mensajes:

25/6/17, 18:43 – Bibiana : Hoy no vengo s trabsjsr.
25/6/17, 18:43 – Bibiana : Ya hablaremos.
25/6/17, 18:43 – Bibiana : Lo siento pero hoy no puedo venir.
25/6/17, 18:44 – Bibiana : Hazme la cuenta que dejo de trabajar.
25/6/17, 18:44 – Bibiana : Llamada de voz perdida.
25/6/17, 19:08 – responsable pizzeria: “Bibiana las cosas no son asi, aquel viene alterado, meresco una explicación si quieres la cuenta renuncias”.
25/6/17, 19:11 – Bibiana : Ya lo se, pero con él no puedo trabajar.
25/6/17, 19:11 – Bibiana : Martes te traigo la renuncia.
25/6/17, 19:14 – responsablepizzeria: Ok.
25/6/17, 19:15 – Bibiana : Siento k no son maneras y no es modo.
25/6/17, 19:15 – Bibiana : Pero mejor dejarlo ahora y acabar cordialmente.
25/6/17, 19:15 – responsablepizzeria: Ok.
26/6/17, 12:39 – responsablepizzeria: Hablamos mañana por la mañana ok.

La graduada social, que se encarga de las gestiones laborales de la empleadora preparó la baja voluntaria de la Sra. Bibiana, después de que la empleadora demandada fuese a verla y le comentase que la trabajadora le había comunicado, a través de la aplicación WhatsApp, que su voluntad era la de dimitir.

La graduada social leyó los mensajes que se habían cruzado la Sra. Bibiana y la empleadora.

La baja de la empleada se tramitó el lunes 26 de junio de 2017 -día de la semana en que está cerrada la pizzería-, con efectos de fecha 24 de junio de 2017. Posteriormente, la Sra. Bibiana fue a ver a la responsable de la pizzería y le dijo que su voluntad no era la de causar baja voluntaria en la empresa.

Ante la extinción del contrato, la trabajadora interpuso demanda por despido.

La sentencia del TSJ de Cataluña
El TSJ de Cataluña avala la declaración de procedencia de la extinción del contrato efectuada por la compañía y desestima el recurso interpuesto por la trabajadora al entender que los mensajes son claros y determinantes de su intención de dimitir (causar baja voluntaria en la compañía).

Además, aunque la trabajadora alegaba que se había visto obligada a enviar esos mensajes por un supuesto acoso en su puesto y por la ansiedad que sufría, entiende el TSJ que no se ha demostrado que la voluntada de la trabajadora pudiera estar viciada por su enfermedad, ya que si bien es cierto que en uno de los informes médicos (de fecha ocho meses posterior a la del despido) se hace constar que la demandante “presenta frecuentemente episodios de ansiedad y nerviosismo en situaciones límite “, de ninguna manera se deriva que no pueda prestar válido consentimiento ni hay ningún indicio de que a la fecha los hechos se encontrara en dicha situación límite.

En este caso, según los hechos, razona el TSJ, simplemente parece que la dimisión se producía por incompatibilidad o mala relación laboral con su propio hijo en la pizzería en la que trabajaba “con el que no puedo trabajar” expresión que, razona el TSJ, no viene completada con alegaciones ni pruebas que lleven luz al conflicto producido ni menos responsabilicen de ninguna manera a la empresa demandada, que se limita a no poner obstáculos a la voluntad de la trabajadora.

Por todo ello, avala la decisión de la empresa de proceder a extinguir el contrato de la trabajadora por baja voluntaria (dimisión).

Otras sentencias similares
Esta sentencia se une a otra, en la misma línea, dictada por el TSJ de Madrid en la que también avaló la decisión de extinguir el contrato por dimisión (baja voluntaria) en un caso en el que una empleada a la que le fue le denegada la solicitud de incapacidad, informó a su empresa de su intención de no reincorporarse a través del Whatsapp con mensajes como: “lo llevaré por lo judicial”, “no me puedo incorporar”, “lo siento, no me voy a incorporar” (sentencia del TSJ de Madrid de 8 de junio de 2017).

La reciente STSJ Madrid 08/06/2017 (R. 273/2017) analiza un supuesto en el que una trabajadora, tras haberle sido denegada la invalidez y comunicada su obligación de reincorporación a la empresa informa sobre su intención de no reincorporarse mediante a través de la aplicación móvil Whatsapp.

Más sentencias sobre Whatsapp en el ámbito laboral. Pinche aquí para consultar otras sentencias analizadas en nuestro blog.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *