Hoy, 21 de marzo, es el Día Mundial del Síndrome de Down: hacia una mayor inserción laboral

Foto: Naciones Unidas

Hoy, 21 de marzo, se celebra el Día Mundial del Síndrome de Down, designado así por la Asamblea General de Naciones Unidas en diciembre de 2011.

Con esta celebración, la Asamblea General quiere aumentar la conciencia pública sobre la cuestión y recordar la dignidad inherente, la valía y las valiosas contribuciones de las personas con discapacidad intelectual como promotores del bienestar y de la diversidad de sus comunidades. También quiere resaltar la importancia de su autonomía e independencia individual y, en particular, la libertad de tomar sus propias decisiones.

Una de las principales vías para incorporar plenamente en la sociedad al colectivo de personas con síndrome de Down es fomentar su inserción laboral. En este sentido, en el caso concreto de España, hay entidades como es el caso de Down Madrid, que facilitan y promueven la inserción social y laboral de las personas con síndrome de Down en entornos ordinarios de trabajo a través de la metodología del Empleo con Apoyo.

Desde esta entidad, explican que entre los perfiles profesionales más demandados por las empresas contratantes se encuentran los auxiliares administrativos, conserjes, ordenanzas, digitalizadores de datos/documentación, auxiliares de cocina, operarios de manipulados, operarios de limpieza/lavandería, otros técnicos y profesionales de apoyo (educativo, tecnológico). En concreto, Down Madrid, a través de su Servicio de Empleo Stela, ayuda a las empresas a incorporar empleados con discapacidad y les asesora durane todo el proceso, desde el inicio hasta el fin.

Por su parte, Down España, en colaboración con la Fundación Barclays, ha desplegado el Programa “Empleabilidad Down”, que consta de formación, búsqueda de empleo y contacto con empresas, a través de la metodología de Empleo con Apoyo, en la que un Preparador Laboral forma al trabajador en el mismo puesto de trabajo, liberando al empresario de esta labor.

Cumplir la Ley
Desde el punto de vista legal, las empresas (tanto públicas como privadas) con una plantilla de 50 o más trabajadores están obligadas a que al menos el 2% sean trabajadores con discapacidad (art. 42 del Real Decreto Legislativo 1/2013, de 29 de noviembre, por el que se aprueba el Texto Refundido de la Ley General de derechos de las personas con discapacidad y de su inclusión social).

No obstante, y de forma excepcional, las empresas pueden quedar exentas de esta obligación, ya sea de forma parcial o total, bien a través de acuerdos recogidos en la negociación colectiva sectorial de ámbito estatal y, en su defecto, de ámbito inferior, o bien por opción voluntaria de la propia empresa, debidamente comunicada a la autoridad laboral. En ambos casos deberán aplicarse las medidas alternativas establecidas en la normativa (por ejemplo, realizar donaciones y acciones de patrocinio para el desarrollo de actividades de inserción laboral y de creación de empleo de personas con discapacidad o bien celebrar un contrato con un centro especial de empleo para el suministro de materias primas, maquinaria o bienes de equipo).

En cualquier caso, y más allá de lo que dispone la ley, dentro de las políticas de Responsabilidad Social Corporativa (RSC) y gestión de la diversidad, las empresas deberían apostar por la contratación de personas con discapacidad, ya que son un ejemplo de superación y compromiso para toda la organización. Y si necesita asesoramiento en materia laboral sobre ésta u otras materias, nuestro Equipo de Expertos estará encantado de ayudarle.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *